+689 87 72 08 28
leo.peuillot@meta.legal

Su enfoque de etiquetado colectivo: terroir, producto, know-how

Los problemas

Aunque el término «etiqueta» se refiere a diferentes disposiciones legales, se utiliza comúnmente para referirse a un medio de informar al público sobre el origen y las propiedades de un producto, servicio, conocimiento, procedimiento, lugar, información, etc.

Por lo general, se trata de una denominación de origen controlada o protegida (AOC, AOP), una indicación geográfica protegida (IGP) o que protege productos industriales y comerciales (IGPIA), una especialidad tradicional garantizada (ETG) o una marca de explotación colectiva.

Hay que tener en cuenta que un mismo enfoque puede motivar varios tipos de etiquetas, aunque con métodos de funcionamiento muy diferentes. Un mismo producto, servicio o conocimiento puede beneficiarse de varias etiquetas.

La etiqueta suele materializarse en un signo distintivo, un símbolo o un logotipo. Por lo general, la inicia un grupo que representa a todos los operadores o una persona jurídica de derecho público.

Un proceso de etiquetado permite

– Preservar el empleo y el dinamismo de sus sectores

– Reunirse en proyectos comunes, en torno a planteamientos de progreso colectivo, compartiendo ciertos costes

– Buscar y garantizar al consumidor la calidad, la diversidad y la tipicidad

– Salvaguardar y promover los conocimientos técnicos locales, mantener la diversidad de la producción y los recursos naturales

– Fomentar o reforzar la capacidad del consumidor para elegir productos y servicios auténticos y de calidad

– Desarrollar su competitividad, sus innovaciones y sus exportaciones

Nuestra oferta

Nuestra oferta se basa en la experiencia de Léo PEUILLOT en derecho de la propiedad intelectual. Además de su formación en este campo (máster, doctorado, certificados), lleva más de siete años ejerciendo a diario en diversos entornos profesionales (bufetes de abogados en Francia y Japón, administración polinesia, autoridades nacionales). Ha contribuido al desarrollo de numerosas etiquetas y ha registrado cientos de marcas. También ha sido miembro, durante varios años, de numerosas asociaciones nacionales e internacionales de expertos en derecho de la propiedad intelectual.

META asiste a los responsables de proyectos públicos y privados en todo el proceso de etiquetado.

Nuestros servicios pueden elegirse individualmente o en un paquete que incluya varios servicios complementarios, según sus preferencias.

Están organizados en cinco partes:

1. Estudio de viabilidad, análisis de derechos, definición de estrategia y hoja de ruta

– ¿Quién lleva el proyecto? ¿Quién es el dueño? ¿Quién opera? ¿Quiénes son los socios?
– ¿Qué producto, servicio o proceso proteger y desarrollar? ¿Por qué este?
– ¿Qué requisitos? ¿Qué calidad y cantidad?
– ¿Cuáles son los objetivos? ¿Qué mercados? ¿Qué redes? ¿Qué clientes?
– ¿Qué condiciones de producción o uso? ¿Qué controles?
– ¿Qué herramientas jurídicas y técnicas? ¿Qué costes?

2. Investigación y trabajos preparatorios

– Asistencia para la creación del organismo de defensa y gestión y del organismo de control o inspección
– Redacción de los pliegos de condiciones y de todos los contratos, reglamentos, planes de control o de inspección

– Le ayudamos a determinar los elementos que serán reconocidos e impuestos por la etiqueta, en particular (lista no exhaustiva):

– El nombre del producto, servicio, conocimiento, proceso, etc.
– La descripción, la composición
– La delimitación de la zona geográfica
– Interacciones entre factores naturales (clima, suelo, etc.) y humanos
– Elementos que prueban el origen, la trazabilidad de los elementos
– Descripción del método de producción
– Las normas de calidad del proceso de fabricación
– Elementos que justifican el vínculo con la zona geográfica
– referencias a la estructura de control
– Elementos específicos del etiquetado
– Requisitos nacionales
– Consideraciones culturales, medioambientales, sociales, etc.
– El uso de herramientas y elementos gráficos vinculados a la etiqueta (sitio web, carta gráfica, etc.)
– Las condiciones de afiliación de los usuarios al titular o gestor de la etiqueta
– El importe de la tasa que debe pagarse al titular de la etiqueta o al gestor
– Las sanciones en caso de incumplimiento de las condiciones

Estos elementos deben ser adoptados por la entidad jurídica que lleva el proyecto y aceptados por quienes van a utilizar la etiqueta.

3. Presentación, registro y mantenimiento de la etiqueta

– Establecimiento de un representante ante las autoridades nacionales, europeas e internacionales
– Realizar la solicitud de homologación o registro y seguir los procedimientos
– Análisis jurídico y respuesta a las notificaciones, observaciones y objeciones

4. Gestión y promoción de la etiqueta

– Apoyo en materia de estrategia y de «marketing y comunicación»
– Apoyo a la elaboración de la estrategia internacional de desarrollo (especialmente en Asia, Estados Unidos de América y el Pacífico) y a su aplicación
– Participación en la acreditación de operadores
– Asistencia en los controles de conformidad y en los exámenes técnicos y organolépticos, etc.
– Asistencia en la concesión y retirada de la etiqueta

5. Vigilancia, inteligencia competitiva y defensa de la etiqueta

– Asistencia en la defensa del sello en la Polinesia Francesa, Francia, Europa y a nivel internacional
– Asistencia en asuntos de falsificación, competencia desleal, infracción de la legislación sobre consumo, calidad de los productos, normas de comercialización, fraude, etc.